close
Uncategorized

Elgy Morales el tico que ilusiona al fútbol de Puerto Rico

Fotografía: Federación De Fútbol de Puerto Rico

El costarricense de 43 años de edad llegó a Puerto Rico en el 2007 para ser el asistente técnico del Puerto Rico Islanders, para posteriormente convertirse en el entrenador del equipo en el 2009.

En el 2011 se convertiría en el entrenador de uno de los equipos más importantes de ese país hablamos del Bayamon FC donde su estancia duro tres años.

Desde mayo del presente año lo nombraron para hacerse cargo de todas las selecciones nacionales de Puerto Rico y hasta la fecha se mantiene incluso como el seleccionador mayor.

Uno de los objetivos que tiene el seleccionador es promover el desarrollo del futbol puertorriqueño donde el mismo admite que hay mucho talento.

De las primeras actividades que realizó como seleccionador fue la visoria de jóvenes talentos en ese país para incluirlos en la selección sub 23 y selección sub 15 y en un futuro que sean las figuras de la selección mayor.

En mayo el seleccionador habló con la federación de futbol de Puerto Rico donde mencionó lo siguiente “Actualmente estamos muy complacidos y satisfechos, todo nuestro cuerpo técnico, con las visorias efectuadas en toda la isla. Y sobre todo la gran presencia de jugadores en cada una de las localidades impactadas. Pero más sorprendido aún el talento local y de su buen nivel que van mostrando, no solo en lo deportivo, sino también de infraestructura. Que paso a paso se va abriendo camino, aunque muy lento, pero que ya es una realidad, y como lo podemos demostrar en nuestro Proyecto Forward de Añasco”, comentó el director técnico.

El técnico de nacionalidad costarricense, describe a los futbolistas puertorriqueños como técnicos, fuertes y rápidos como sus mayores atributos a la hora de practicar fútbol.

El cambio generacional en la selección es el reto más importante que va a tener Elgy Morales con Puerto Rico y hacerle frente a la Liga de Naciones de Concacaf de la mejor forma y no pasar desapercibidos.


Por: Francisco León Herrera |

Leave a Response